lunes, 8 de julio de 2019

Mantenimiento y limpieza del entorno del Pino del Solvente

Las asociaciones "La Carrahila" y Caramucel, naturaleza e historia, a través del proyecto "Legado vivo", os convocan a una nueva edición de voluntariado para el mantenimiento y limpieza del entorno del Pino del Solvente (Blanca, Valle de Ricote). Como en los veranos de 2015 y 2017, la actividad consistirá en la eliminación de residuos y en el desbroce de la maleza que se haya generado en las inmediaciones del que es considerado, desde 2015, como uno de los Árboles Monumentales de la Región de Murcia, señalizándose como "árbol singular" por su valor histórico y social. Para esta ocasión se cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Blanca.



A tener en cuenta
Día: sábado 13 de julio.
Hora: de 9:00 a 13:00 horas.
Inscripción obligatoria: caramucel@gmail.com (plazas limitadas).
¿Qué llevar? las ganas de participar (materiales, agua y refrescos a cargo de la organización).

Fotografías de la actividad:



































Representación de una reunión de musulmanes bajo un árbol
(Minuta de El Makamat de Hariri. 1236-1237.
Manuscrito árabe 5847 - Biblioteca Nacional de Francia)
¿Qué es el Pino del Solvente?
En el paraje del Solvente (Blanca) se localizaba el pino utilizado como lugar de reunión por las aljamas de mudéjares de la Encomienda de Ricote en la Baja Edad Media, así como por los posteriores concejos de moriscos, tal como se documenta a finales del siglo XV y primera mitad del siglo XVI. Los representantes administrativos de Abarán, Blanca, Ricote, Ojós, Ulea y Asnete (Villanueva del Valle) acudían aquí, a modo de ayuntamiento general, para tratar sobre sus asuntos comunales, hacer los repartimientos y elegir los oficios.

El pino desapareció en la segunda mitad del siglo XVI, desvaneciéndose para siempre el símbolo de unión de estas villas. Con motivo del IV centenario de la expulsión de los moriscos en el Valle de Ricote (1613-2013/14), el 15 de diciembre de 2013, la Asociación Cultural "La Carrahila" señalizó un nuevo pino en Solvente para reconocer la inmensa labor de aquellos habitantes, herederos de la cultura andalusí, que mantuvieron vivos estos pueblos. No sólo es considerado el centro histórico del Valle de Ricote, sino también su centro geográfico, estando localizado en el km 3 de la MU-520 (carretera de Blanca a Ojós).

Su ámbito de actuación se encuadra en los términos municipales de Abarán, Blanca, Ojós, Ricote, Ulea y Villanueva del Río Segura (Región de Murcia).
Es un proyecto dirigido y ejecutado por las asociaciones "La Carrahila" y Caramucel, naturaleza e historia.


Actuaciones ejecutadas del proyecto "Legado vivo":
15 de diciembre de 2013:
Acto institucional de señalización de un nuevo pino en el paraje del Solvente (Blanca): histórico lugar de reunión de las aljamas de mudéjares de la Encomienda de Ricote en la Edad Media y de los posteriores concejos de moriscos.

Veranos 2014 y 2015:
Creación de la Ruta de la Huerta de Ricote. Jardín de al-Andalus (Ricote)

Verano 2016:
Creación de la Ruta del Salto de la Novia. Por el corazón Del Valle (Ojós)

30 de septiembre de 2018:
Limpieza y señalización del cementerio musulmán del Cabezo del Algezar (Ricote).

Octubre 2018 - marzo 2019:
Rehabilitación del Sendero del Castillo de Ricote (Ricote).

Diciembre 2018 - febrero 2019:
Rehabilitación del Abrevadero de las Pocicas (Sierra de la Pila, Abarán).


Actuaciones programadas del proyecto "Legado vivo":
Panel informativo en la Cueva de la Excomunión (Sierra de la Pila, Abarán).

Rehabilitación de la Ruta de las Norias (Abarán).

Señalización de la Noria de Corona (Abarán).

Rehabilitación de La Campanica (Abarán).

Señalización de las cazoletas prehistóricas de la Sierra del Oro (Abarán).

Señalización de la Presa del Barranco del Sordo (Sierra de la Pila, Abarán).

Señalización de la Presa del Barranco Valcárcel (Sierra de la Pila, Abarán).


sábado, 29 de junio de 2019

"La Carrahila" en el I Encuentro de asociaciones en torno al patrimonio de la Región de Murcia

Intervención de José María Gómez Manuel
y Jesús Joaquín López Moreno, junto a Teresa Fernández Azorín

(Sociedad de Estudios Historiológicos y Etnográficos).
"La Carrahila" ha estado presente en el I Encuentro de asociaciones en torno al patrimonio de la Región de Murcia, evento que hoy se ha celebrado en el Museo Arqueológico de Murcia. Una jornada donde José María Gómez Manuel y Jesús Joaquín López Moreno han repasado y presentado los 18 años de actividades de nuestra asociación, así como avanzado los nuevos proyectos, como "Legado vivo", en compañía de Caramucel, asociación hermana también presente.

Un foro que ha dejado patente el inmenso trabajo que realizan las asociaciones patrimoniales en nuestra región y donde se ha evidenciado sus demandas. Muchas gracias a la Sociedad de Estudios Historiológicos y Etnográficos, asociación convocante que nos han enviado sus primeras impresiones que queremos compartir:


"Esta primera sesión de trabajo de asociaciones ha sido todo un éxito, del que creo que hemos salido todos sorprendidos, no solo por haber cumplido los objetivos de conocernos y ver las enormes posibilidades de interactuar, si no también de ver el enorme potencial que albergamos en conjunto. Hablamos de que en Murcia somos en torno a una veintena de asociaciones que realizamos más de 300 actividades en torno al patrimonio al año, que llegamos a miles de personas en todos los municipios y pedanías, que hacemos posible la protección de los Bienes Culturales, que llegamos donde no llegan Universidades, empresas o la propia Administración, no solo a nivel social y de difusión, si no a nivel de especialistas y actividad científica, y esto debe hacerse visible. Las asociaciones son sinónimo de desarrollo social, técnico, educativo y de ocio y transformamos los Bienes Culturales en recursos aprovechables, a la vez que nuestra propia actividad regular los protege del abandono.

Una vez reunidos, procederemos a levantar actas en los próximos días y a organizarnos para trabajar sobre las distintas propuestas surgidas en la mesa de trabajo. La implicación de la sociedad, el trabajo con la Comunidad Escolar, la búsqueda de financiación pública no excluyente, o la equiparación con el Patrimonio Natural han sido algunos de los temas centrales que han protagonizado los comentarios en este nuevo foro.

Todas las asociaciones sostienen proyectos de gran nivel, de peso e interés público general, gente luchadora y con preparación, en una situación bastante injusta respecto a otras entidades a las que se les financia con millones de euros, pero que no cesa en su empeño de sacar adelante una importante parte de la cultura de sus localidades".

Héctor Manuel Quijada Guillamón hablando de Caramucel, naturaleza e historia,
donde también se ha presentado el proyecto conjunto "Legado vivo", junto a Jesús Joaquín López Moreno.

Modera: Teresa Fernández Azorín.

Representantes de la asociaciones participantes en el encuentro.

El proyecto "Legado vivo" en El Rompeolas (Onda Regional de Murcia)

El compañero Joaquín Caballero Soler ha estado hoy en El Rompeolas (Onda Regional de Murcia) para presentar el trabajo realizado con el proyecto "Legado vivo" en el Valle de Ricote desde el año 2013, así como las nuevas actividades que se desarrollarán en los próximos meses y que incidirán, especialmente, en Abarán.

"Legado vivo" es un proyecto dirigido y ejecutado por las asociaciones Caramucel, naturaleza e historia y "La Carrahila", que ya ha dejado huella en los municipios valricotíes de Blanca, Ricote y Ojós.

Si quieren conocer las próximas actuaciones de "Legado vivo" para poner en valor el patrimonio material e inmaterial de Abarán, no dude en escucharlo...



jueves, 27 de junio de 2019

Comunicado de prensa. La Consejería de Cultura abandona el BIC del Cabezo de la Cobertera (Abarán/Blanca), así como a las pinturas rupestres de Ricote

Deterioro de La Cobertera: 1989-2019.
La reciente adjudicación de subvenciones públicas para actuaciones de protección, fomento y difusión del patrimonio, anunciadas el 26 de junio de 2019 por el Consejo de Gobierno de la Región de Murcia, ha vuelto a dejar fuera al Granero Fortificado del Cabezo de la Cobertera (Blanca-Abarán), yacimiento arqueológico catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en junio de 2017 y en riesgo de desaparecer. Por este motivo, en enero de 2018, para concienciar a la ciudadanía y evitar que el BIC quedase en papel mojado, presentamos la campaña ¡Salvemos el Cabecico de la Cobertera! dentro del proyecto "Legado Vivo". Una de las actuaciones de la Asociación Cultural "La Carrahila" fue implicar a los ayuntamientos de Blanca y Abarán para conseguir dotación económica para cubrir el yacimiento y detener el deterioro que ha sufrido en los últimos 30 años. Una SOLUCIÓN a largo plazo, y DEFINITIVA, que respaldaron ambos ayuntamientos al solicitar ante la Consejería de Cultura la subvención: primero en septiembre de 2018 y también en 2019.

Planta del yacimiento del Cabezo de la Cobertera (Abarán/Blanca).
La singularidad de la actuación sobre el yacimiento gira principalmente en el sellado y cubrición del mismo, con el objetivo de frenar el gravísimo deterioro que presenta. Desde esta asociación, hemos venido trabajando por la conservación y protección del Cabezo de la Cobertera con los escasos recursos que tenemos; cosa que, a pesar de la decepción sufrida, vamos a seguir haciendo. Por ello, si para los organismos públicos competentes no han sido suficientes los esfuerzos realizados, buscaremos la solución en otros ámbitos institucionales. Quizás este comunicado pueda interpretarse como una pataleta de unas personas que, sin recursos económicos, pero sí humanos, luchamos, con "palicos y cañicas", para preservar el patrimonio arqueológico del Valle de Ricote; LABOR QUE, POR OFICIO, SE DEBERÍA REALIZAR DESDE EL SERVICIO DE PATRIMONIO HISTÓRICO DE LA CARM.

Igualmente, hacemos extensiva nuestra queja a la exclusión de ayudas para las pinturas rupestres de Ricote, ya que no se ha tenido en cuenta la solicitud de este ayuntamiento para conservarlas y ponerlas en valor. Por ello, desde la Asociación Cultural “La Carrahila” vamos a instar a los ayuntamientos de Abarán, Blanca y Ricote a que, en la mayor brevedad posible, pidan el baremo de puntuación obtenido por todos y cada uno de los participantes en la convocatoria, a que pregunten quienes han compuesto la comisión que juzga los proyectos y para que se corrobore si se ha respetado el plazo legal (normalmente de 10 días) para posibles reclamaciones. También a que soliciten la revisión de los criterios de puntuación para el futuro, pues, a nuestro entender, favorecen a los ayuntamientos con más dinero y a yacimientos que se están investigando desde hace tiempo, impidiendo que nuevos yacimientos se incluyan en la relación de subvencionables (la inversión en un yacimiento grande puede ser ilimitada y con el sistema de baremación actual siempre se les va a estar aportando dinero sin límite). Por último, incitaremos a que soliciten una mayor transparencia y publicidad en los procedimientos de adjudicación de este tipo de subvenciones públicas.

Paisaje único: La Cobertera, Darrax y Río Segura.
Desde la Asociación Cultural "La Carrahila" sólo nos resta dar la enhorabuena a los municipios que han conseguido ser subvencionados para un fin tan noble y justo, como preservar su patrimonio cultural para las generaciones venideras. Sí queremos recordar a los gestores regionales que tienen un yacimiento único en la cultura andalusí que está desapareciendo día a día. También se lo volveremos a recordar cuando se llenen la boca con loas al manido Valle de Ricote.

lunes, 13 de mayo de 2019

70 alumnos de la Universidad de Murcia interpretan el paisaje histórico de Abarán de la mano de la Asociación Cultural “La Carrahila”

En la tarde del viernes 10 de mayo, 70 alumnos de la Universidad de Murcia, del grado de Bellas Artes, han conocido la evolución del paisaje agrícola de Abarán de la mano de nuestro socio e investigador en la materia Jesús Joaquín López Moreno. Esta sesión práctica, programada dentro de la asignatura Paisajes Culturales para el presente curso 2018/2019, ha consistido en recorrer la Ruta de las Norias (Abarán) para interiorizar cómo ha evolucionado nuestro paisaje histórico a lo largo de los últimos dos milenios y la problemática que acecha a los espacios agrícolas tradicionales.

Los contenidos impartidos en la salida técnica han sido:
- Geografía e historia del Valle de Ricote.
- Origen y evolución del paisaje agrícola valricotí durante el último milenio y poblamiento asociado.
- Sistemas hidráulicos tradicionales de Abarán (acequias madres).
- Elementos hidráulicos complementarios de Abarán (norias).
- Problemática actual en la conservación de los espacios agrícolas tradicionales y de sus elementos hidráulicos.

Desde nuestra asociación, agradecemos a la profesora María José Alcaraz León el que haya recurrido a nuestra experiencia en la materia, fruto de un trabajo constante durante las últimos dieciocho años. Con esta salida técnica, seguimos cubriendo uno de los cuatro pilares de la Asociación Cultural “La Carrahila” (Abarán-Valle de Ricote): investigación, DIVULGACIÓN, protección y recuperación de las huellas del pasado del Valle de Ricote y de sus valores naturales. En definitiva, una grata y calurosa tarde de docencia.

jueves, 11 de abril de 2019

Sinergias y procesos emergentes. Reflexión de José María Gómez Manuel en torno al trabajo desarrollado por la Asociación Cultural "La Carrahila"


Hace pocos días que clausuramos la quinta edición de las Jornadas de Investigación y Divulgación sobre Abarán y el Valle de Ricote (JIDAV), organizadas por la Asociación Cultural “La Carrahila”. Se han ido publicando resúmenes de cada sesión y también una valoración final. Aún así, me gustaría añadir una reflexión personal sobre lo que son y lo que no son las JIDAV y por ende, la actividad de nuestra asociación.

Desde luego no son un entretenimiento para pasar el rato, no están dirigidas hacia lo anecdótico o lo endogámico. Pretenden ser una herramienta social, que usa los mejores resortes: el conocimiento, la ciencia y la cultura. Efectivamente, elegimos un camino no muy concurrido, que pide al que decide recorrerlo un esfuerzo. Exige una posición activa en la aprehensión de contenidos, un esfuerzo para el escepticismo, para el rigor, para la transversalidad y para la consciencia. Hay otros caminos más trillados, pero no llevan a los mismos lugares.

Hemos conectado entre sí a las universidades, los ayuntamientos, las asociaciones, las fundaciones, los museos; a los cronistas, los artistas, los investigadores; a los locales, los foráneos, los extranjeros; a los catedráticos, los estudiantes, los curiosos; a los laureados y a los que comienzan. Hemos conectado mentes y hemos propuesto actuaciones. Las jornadas no son, desde 2010, seis o siete de “La Carrahila”, sino 117 autores y cientos de personas que nos han acompañado en las conferencias, en las salidas interpretadas, en las actividades, en las acciones de voluntariado, en los proyectos y en las actuaciones de Legado Vivo. Hemos tejido esta red, aquí, en el Valle de Ricote. No en Abarán, no en Blanca o en Cieza, ni en Ricote, ni en Ojós, sino en todos estos lugares a la vez. Hemos conseguido algo tan poco común, lamentablemente, como que dos consistorios de este valle vayan juntos en un proyecto para intentar salvaguardar el patrimonio. Y si finalmente nuestro proyecto de protección para el Cabezo de la Cobertera no tiene éxito, ya se habría conseguido mucho, si sirve como precedente, al unir dos ayuntamientos en una causa como ésta.

En las JIDAV y en los “Juntamientos” hemos hablado de norias y azudes, del granero fortificado, de gigantes y cabezudos, del puente viejo de Abarán y del puente roblonado de Blanca, pero también de fracking, de población y demografía, de fauna, de vías pecuarias, de patentes, de rutas, de documentos notariales... Se ha conectado con los archivos, con la etnología, la historia, la geografía, la arqueología, la geología, la biología, el turismo... Nos hemos ocupado del patrimonio histórico, cultural y natural. Y mientras lo hacíamos y poníamos a disposición de todos, de forma libre (en internet), los trabajos de investigadores y divulgadores, creábamos a su vez un nuevo patrimonio que queda y quedará para todo aquel que quiera usarlo. Y se usa (nos consta), por docentes, por estudiantes, por investigadores... Nuestra asociación es citada en las más diversas publicaciones y lugares, en investigaciones, en tesis, TFM, TFG...

Los volúmenes correspondientes a las cuatro ediciones anteriores de las JIDAV han llegado a la Comisión de Educación de la delegación permanente de las Embajadas de España ante la OCDE y la Unesco en París, con el objetivo de apoyar una posible declaración como Patrimonio Mundial de nuestro valle. De la misma forma, otros de nuestros escritos han apoyado las declaraciones como Bien de Interés Cultural (BIC) de parajes tan emblemáticos, pero abandonados durante décadas, como las norias y su entorno, el Cabezo de la Cobertera y el Solvente.

Opino, que si las iniciativas culturales quieren ser útiles al devenir social, deben ser capaces de aportar, incluso de modificar (tener un valor cualitativo). Sólo si existe diversidad y novedad somos capaces de aprovechar las oportunidades y esquivar los desastres. Es lo que ocurre en la naturaleza que es diversa, intra e inter específicamente (de aquí el sexo y la recombinación genética), así puede evolucionar, cambiar, descartar lo que ya no sirve y quedarse con lo que funciona. Las sociedades humanas no dejan de ser una parte de la naturaleza, regidas en última instancia por las mismas leyes de la termodinámica. En cualquier caso, todo es cambio, esto no es opinable. El acontecer personal, natural o social es inexorablemente dinámico, lo estático es patológico.

Vivimos tiempos de fomento de la alienación, no es necesario hablar de la desmedida oferta de juego y de ocio fatuo (atrofia racional aprovechada para el bombardeo emocional). Algo, sin embargo, peligroso en sociedades cada vez más complejas y con mayores desafíos. En este sentido, la formación continua (más allá del ámbito puramente académico, pero en conexión con él) de calidad, amplia, que aúne ciencias y humanidades, es a mi juicio imprescindible. Dedicar nuestro tiempo libre a algo que no sea un mero entretenimiento, sin dejar de ser placentero, como profundizar en el conocimiento riguroso de nuestra historia y de nuestra naturaleza, es conocernos mejor, es ayudar a formar ciudadanos conscientes, de los que pueden emerger sociedades mejores, tal vez más libres y también más responsables. Quiero pensar que la aportación de este patrimonio de conocimiento y de tejido conectivo dentro del valle, contribuye al necesario sustrato para la germinación de ideas y oportunidades que abordan el actual siglo XXI, el de las nuevas tecnologías, el de la globalización, el cambio climático, las migraciones, las energías renovables, o la terapia génica. Un siglo en el que, como colectividad, inevitablemente seremos distintos de lo que fuimos.

Gracias a todos los que nos habéis acompañado, a los que habéis conectado. Los que no lo habéis hecho todavía, podéis corroborar la verosimilitud de mi texto aquí: http://lacarrahila.blogspot.com/

José Mª Gómez Manuel
Asociación Cultural 'La Carrahila'