martes, 23 de octubre de 2018

Jesus Joaquín López Moreno interpreta el paisaje histórico del Valle de Ricote en las XXIV Jornadas de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia

Fotografía de José María Gómez Manuel
Esta mañana, el compañero Jesús Joaquín López Moreno ha presentado su comunicación "Elementos hidráulicos arcaicos de las huertas del Valle de Ricote. Un patrimonio para interpretar su paisaje morisco" en las XXIV Jornadas de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia (ACCEDA AL ARTÍCULO), evento celebrado en el Teatro Victoria de Blanca. En la jornada han estado presentes personas implicadas en la protección del patrimonio, como Karina Sanres, Manuel Zienlinski, Joaquín Salmerón Juan, Juan Antonio Ramírez Águila, Ángel Ríos Martínez, Lázaro Giménez o Alejo García Almagro; los dos últimos del ámbito asociativo con idénticos objetivos que La Carrahila.

Resumen y conclusiones de su comunicación
La reconstrucción de las huertas moriscas del territorio de la histórica Encomienda de Ricote (Abarán, Blanca, Ojós, Ricote, Ulea y Villanueva del Río Segura) no sólo constituye una herramienta para adentrarse en la principal base económica que disponían sus concejos en el siglo XVI, sino que posibilita la interpretación del paisaje morisco valricotí en la actualidad, sobre todo en aquellos sectores agrícolas que fueron transformados en los siglos siguientes y que conservan elementos hidráulicos arcaicos. La aplicación de los métodos y técnicas de la arqueología hidráulica ha permitido detectar estos bienes patrimoniales e interpretar sus respectivos espacios irrigados en el periodo morisco.

Fotografía de José María Gómez Manuel
Los bienes hidráulicos arcaicos conservados en las tradicionales huertas del Valle de Ricote son un recurso para interpretar e, incluso, divulgar la evolución del paisaje histórico de esta comarca, permitiendo mostrar el espacio dado en el periodo morisco con el propósito de obtener una mayor comprensión de su poblamiento asociado y ser un claro potencial a emplear en el ámbito cultural, turístico o educativo. Los restos de las canales de la primitiva Acequia Principal de Abarán constituyen el único elemento patrimonial existente para aproximarse a la primitiva configuración de la cabecera de la Huerta de Abarán, a lo que hay que añadir su localización en la consolidada Ruta de las Norias y en el espacio agrícola recientemente declarado bien de interés cultural con categoría de lugar de interés etnográfico (BORM, 07-VI-2018, 14775-14784). Los conservados acueductos de las norias de Corona y El Campillo también permiten retrotraer el espacio irrigado donde se emplazan al siglo XVI. La singularidad de sus restos radica en que son las únicas evidencias de norias fluviales en el Río Segura a su paso por la Región de Murcia y los artilugios elevadores más antiguos que se documentan en el Valle de Ricote. La interpretación y divulgación del paisaje morisco valricotí a través de los elementos hidráulicos arcaicos es uno de los objetivos del Proyecto «Legado vivo», iniciativa creada por la Asociación Cultural «La Carrahila» en 2013 y ejecutada junto a la Asociación «Caramucel, naturaleza e historia» con el propósito de señalizar, proteger y recuperar el patrimonio cultural, material e inmaterial, de los municipios del Valle de Ricote.

Ester Hortelano (alcaldesa de Blanca) junto a organizadores, conferenciantes y público asistente

No hay comentarios:

Publicar un comentario