lunes, 30 de septiembre de 2019

VIII Juntamiento de "La Carrahila". La Sierra del Oro en el entorno del Valle de Ricote: geología, biología e historia

La Asociación Cultural "La Carrahila", en colaboración con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Abarán y Caramucel, naturaleza e historia, ha programado su VIII Juntamiento para los días 11 y 13 de octubre en Abarán. Las dos jornadas versarán sobre la Sierra del Oro.

El macizo montañoso tiene una singular importancia en el entorno del Valle de Ricote, con importantes valores históricos, patrimoniales y ecológicos. El objetivo de la presente edición es acercar los conocimientos que los ponentes llevan estudiando durante los últimos años, tanto en la sesión teórica del viernes 11, como en la sesión práctica del domingo 13. Os esperamos.







Viernes 11. Edificio CIMA. 19:30 horas
Intervendrán:
José María Gómez Manuel
Asociación Cultural "La Carrahila"

Domingo Gómez Gómez
Asociación Ulula

Joaquín Caballero Soler
Asociación Cultural "La Carrahila"

Domingo 13. Visita interpretada a la Sierra del Oro. 9:00 horas
30 participantes, previa inscripción en el e-mail lacarrahila@gmail.com
Salida guiada por Caramucel, naturaleza e historia

Repercusión en los medios de comunicación
- Ser Viajeros (Cadena Ser): Ser Viajeros visita Lorca y la Sierra del Oro (a partir del minuto 11).

miércoles, 25 de septiembre de 2019

"La Carrahila" se suma a la propuesta para la declaración del Estado de Emergencia Climática en la Región de Murcia

La Asociación Cultural “La Carrahila” se suma a la propuesta presentada por medio centenar de colectivos y asociaciones regionales ante los grupos parlamentarios representados en la Asamblea Regional para la declaración del Estado de Emergencia Climática en la Región de Murcia, una de las zonas más vulnerables de Europa ante los efectos producidos por la crisis climática.

El planeta se enfrenta a una grave crisis ambiental que está alterando nuestros ecosistemas y poniendo en peligro los servicios ecosistémicos, imprescindibles para nuestra supervivencia y el mantenimiento de nuestras sociedades. Ante estos hechos, la declaración del Estado de Emergencia Climática requiere asumir compromisos políticos ambiciosos, reales y vinculantes para hacer frente a la crisis, con la creación de normativa que permita su desarrollo y la asignación de los recursos necesarios para poder llevarla a cabo.

El 27 de septiembre se convoca una jornada de movilización en Murcia, coincidiendo con la Huelga Mundial por el Clima.


DECLARACIÓN DEL ESTADO DE EMERGENCIA CLIMÁTICA EN LA REGIÓN DE MURCIA
2019

Las organizaciones relacionadas al final de este texto, se dirigen a la Asamblea Regional de Murcia, y a los grupos políticos en ella representados, para instarlos al reconocimiento del Estado de Emergencia Climática en el que nos encontramos mediante la adopción de la presente declaración y las medidas que de ella se deriven.

La Asamblea Regional de Murcia reconoce que el planeta se enfrenta a una crisis ambiental que está alterando gravemente nuestros ecosistemas y poniendo en peligro los servicios ecosistémicosi que aportan a la Humanidad y que son totalmente imprescindibles para el mantenimiento de nuestras sociedades.

Prueba de ello son los recientes informes del IPBESii de Evaluación Global sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, y del IPCCiii sobre los Impactos de un calentamiento global de 1,5oC y las sendas de emisión relacionadas, que alertan de un rumbo que lleva a una drástica transformación de los ecosistemas del planeta. Más de un millón de especies están amenazadas por la actividad humana. También se está al borde del punto de no retorno frente al cambio climático.

No responder ante la crisis ecológica y civilizatoriaiv supondrá el empeoramiento de las condiciones de vida de millones de personas y, en consecuencia, el incremento de migraciones masivas y de la mortalidad, además de la extinción irreemplazable de especies imprescindibles para la vida en la Tierra, dadas las complejas interrelaciones ecosistémicas.

Ante estas evidencias de crisis climática, la Asamblea reconoce la gravedad de la situación y admite la reducción de las emisiones netas de Gases de Efecto Invernadero como estrategia necesaria y transversal en las Políticas Autonómicas. En el caso de la Región de Murcia, esta situación adquiere un especial relieve, pues por nuestras singularidades geográficas, somos una de las regiones más vulnerables del continente europeo. Nuestra región podría definirse como una “zona cero” del cambio climático.

La ciudadanía debe de entender la urgencia de esta lucha ineludible, y la Asamblea de la Región de Murcia ha de desempeñar un papel clave en la formación, educación e información sobre la necesaria reducción de las emisiones y realizar una vital adaptación a las consecuencias del incremento de la temperatura global. Asimismo, la Asamblea Regional debe desempeñar un papel clave en proporcionar información veraz y rigurosa, y en la adopción de las medidas necesarias tras la declaración del Estado de Emergencia Climática en la Región de Murcia.

La declaración del Estado de Emergencia Climática requiere asumir compromisos políticos ambiciosos, reales y vinculantes para hacer frente a esta crisis, con la creación de normativa que permita su desarrollo, y la asignación de los recursos para poder llevarlos a cabo.

Es necesario establecer de forma urgente y prioritaria una hoja de ruta destinada a reducir a cero las emisiones netasv de gases de efecto invernadero, mediante el abandono de los combustibles fósiles, la apuesta por las energías renovables y el fomento de la recuperación de los ecosistemas naturales, en línea con las indicaciones del informe del IPCC para limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 ºC.

Con esta Declaración del Estado de Emergencia Climática, la Asamblea Regional de Murcia se compromete a iniciar este proceso de transformación social y asegurar la plena consecución de los siguientes objetivos generales:

1) Establecer los compromisos políticos, normativas y recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero en 2035, y en cualquier caso nunca más allá de 2040.

2) Aprobar de manera urgente la Ley de Cambio Climático de la Región de Murcia, como primer paso en una nueva forma de hacer política y gestionar la emergencia climática en la que nos encontramos inmersos.

3) Hacer frente a la pérdida de biodiversidad y a la degradación y modificación del medio ambiente, y conservar y restaurar los ecosistemas.

4) Considerar la crisis climática y el medio ambiente en todas las políticas, planes y programas de la Comunidad Autónoma.

5) Promover la reducción de la demanda de energía, fomentar el autoconsumo y apostar por fuentes de energías renovables y sostenibles que sustituyan progresivamente los combustibles fósiles.

6) Diseñar sistemas de movilidad sostenible, fomentando los espacios peatonales, favoreciendo la bicicleta y otros medios no motorizados y asegurando un sistema de transporte público intermodal, asequible, sostenible y eficiente.

7) Facilitar la información y sensibilización de la población sobre la realidad de la crisis climática, sus causas y consecuencias que nos llevan a esta declaración del Estado de Emergencia Climática. En este sentido, hay que fomentar la corresponsabilidad de la sociedad en la adopción de soluciones.

8) Disminuir la producción de residuos, fomentando la reducción, reutilización y reciclado.

9) Apostar por una gestión sostenible y responsable del territorio y de los recusos hídricos, reduciendo la pérdida de suelo fértil y el avance de la desertización.

10)Favorecer una economía local y circular, basada en la reducción de emisiones y el respeto a los ecosistemas, que impulse la soberanía alimentaria, la silvicultura, la agricultura y la ganadería ecológica y de proximidad.
11)Iniciar la necesaria adaptación del territorio regional a la crisis climática, con las consecuencias del incremento de la temperatura media y frecuencia de los fenómenos extremos, como las olas de calor, la irregularidad de las precipitaciones, el aumento del nivel del mar y otros efectos que ya se están manifestando.

12)Establecer políticas basadas en justicia, democracia y transparencia, adoptando mecanismos de toma de decisiones basados en la participación y control ciudadana, con indicadores y objetivos verificables y cuantificables, y sistemas de vigilancia y verificación, como herramientas de seguimiento de las medidas adoptadas.

Se deberán tener en cuenta aspectos sociales (género, riesgo de exclusión, colectivos vulnerables, etc) para evitar la desilgualdad social.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Comunicado de prensa. "La Carrahila" insiste: se están cometiendo los mismos errores que en la rehabilitación de la Noria Grande del año 2016

Video de la pésima restauración de la Noria Grande en 2016
(Jesús Joaquín López Moreno, 2 de octubre de 2016)
La Noria Grande de Abarán fue restaurada por última vez en 2016, terminando sus obras de rehabilitación a finales de septiembre de 2016. El video que adjuntamos fue grabado por nuestro compañero Jesús Joaquín López Moreno a fecha 2 de octubre de 2016, antes de su posterior inauguración. He aquí el resultado de la anterior rehabilitación:

- Muchos de los cangilones perdían agua antes de que llegasen al punto de vertido en el canal de elevación. Muchos de los cangilones que subían agua lo hacían sin la suficiente capacidad para verter en el canal de recogida. Apréciese como el agua cae de los cangilones por detrás de dicho canal y, apréciese, como cangilones ascendentes pierden agua al no estar suficientemente sellados con la madera machihembrada de pino (la misma que están colocando).

- Tras esta chapuza, les echaron poliuretano para sellarlos y que todos subieran agua en la inauguración y meses posteriores.

- Los materiales con los que construyeron los cangilones en 2016 son los mismos que están empleando en estos días para rehabilitar la Noria Grande. Así lo manifestamos en nuestro informe a Bienes Culturales (18/09/19) y así lo ha dicho el técnico de Bienes Culturales en el contrainforme al de La Carrahila (19/09/19):

"La ley de patrimonio obliga a la reparación de los bienes de interés cultural (BIC) a su estado anterior utilizando para su reparación, a ser posible, materiales idénticos a los iniciales, por eso en la reparación de la noria se está utilizando madera de pino. La madera de pino utilizada en la reparación es de clase resistente C-27 y calidad estructural ME-1, con propiedades mecánicas que la hacen apta para uso en ambiente exterior y sumergido. Esta madera está "machihembrada", para una mejor instalación y durabilidad".

- Con inmediatez, en 2016, La Carrahila informó al Servicio de Patrimonio Histórico de la CARM, quienes se personaron para tratar de solucionar esta chapuza.

Desde la Asociación Cultural "La Carrahila" ya hemos alertado de que esta situación se pueda repetir.

ESTAMOS A TIEMPO DE RECTIFICAR
Nota: esta acción no va contra el ayuntamiento (algunos así lo han expresado), es una acción en contra de unas obras que tienen que ser supervisadas por Bienes Culturales de la CARM.

HEMOS ACTUADO PARA QUE ESTO NO SE VUELVA A REPETIR

Estamos muy tranquilos por el escrito a Bienes Culturales de la CARM del pasado miércoles y del posterior comunicado para alertar de las deficiencias en las obras de rehabilitación de la Noria Grande. El objetivo era, y sigue siendo, que rectifiquen antes de que la empresa termine la obra, para que el artefacto hidráulico BIC sea restaurado como se merece.

Anterior comunicado de prensa: "La Carrahila" constata deficiencias en la obra de rehabilitación de la Noria Grande de Abaran.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Comunicado de prensa. "La Carrahila" constata deficiencias en la obra de rehabilitación de la Noria Grande de Abarán

En la tarde del domingo 15 de septiembre, miembros de la Asociación Cultural “La Carrahila” realizaron una visita para inspeccionar cómo se estaban desarrollando las obras de rehabilitación de la Noria Grande de Abarán; reconocimiento ejecutado desde el exterior de la valla que protege dicho artilugio hidráulico. Se exponen, a continuación, las conclusiones extraídas por esta asociación sobre el desarrollo de dicha rehabilitación; escrito que, a modo de instancia, se ha presentado esta misma mañana a la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM.

- La obra de rehabilitación de la Noria Grande se encuentra en la fase en que los operarios están confeccionando los cangilones, a la vez que se está aplicando una capa de impermeabilización a base de emulsión bituminosa, que, al parecer, está conforme a la norma UNE 104231 tipo ED. Advertimos que este producto es muy contaminante, más cuando está en contacto con el agua, además de producir desgaste en la fibra de la madera.

- Se ha percatado que la madera empleada para la construcción de las palas, así como de las partes inferior y superior de los cangilones, es de una calidad indiscutiblemente inferior a la que se tiene que emplear (por ejemplo, madera de iroko, pino oregón…). En concreto, para dichas partes de la rueda, la empresa de la obra de rehabilitación está empleando, sorprendentemente, láminas de madera empleadas para la confección de suelos de interior, es decir, madera de mediocre calidad para un artilugio hidráulico, más cuando éste tiene la condición de Bien de Interés Cultural. Esta misma madera ya fue aplicada en la última rehabilitación, dando un resultado pésimo. Recordamos que, con la puesta en funcionamiento de la noria en octubre de 2016, la mitad de cangilones no elevaban agua, teniéndose que recurrir al poliuretano.

Láminas de suelo de madera de interior colocadas a pie de obra antes de cortarse.

- Se ha observado que dichas láminas de madera se han curvado o están en fase de hacerlo, debido a que están expuestas a la intemperie y a su mala calidad. Esto es apreciable en la madera que está esperando cortarse a pie de obra, como se observa en una de las fotografías de abajo. La consecuencia más directa del empleo de esta madera de mala calidad será que los cangilones no estén debidamente cerrados (debido a su curvatura manifiesta), con la consecuente merma en el caudal de agua a elevar, así como su durabilidad a corto plazo; aspecto que también es extrapolable a las palas que aguantan el empuje de la corriente del agua. Es evidente que las láminas de madera machihambradas no dejan hinchar y las pestañas machos hacen efecto de palanca, con la consecuente deformación. En esta fotografía se observa que este mismo tipo de madera fue empleado en la anterior rehabilitación (octubre 2016), estando curvada y resquebrajada tres años después.
 

- Otro grave aspecto que se ha podido analizar es que la rueda no está debidamente alineada, presentando curvaturas en su perfil. Esto es consecuencia de que el armazón de la noria se ha destensado, posiblemente porque, al comienzo de la obra, se le extrajo elementos que no fueron repuestos con inmediatez. Hay que recordar que, en esta obra de rehabilitación, el armazón de la rueda ha estado mucho tiempo sin ser trabajado, apareciendo tensiones en los radios y tirantes, con el consecuente desalineamiento. El que la rueda esté desalineada puede suponer que, en el mismo instante en que comience a girar, roce o choque con la estructura de obra que la mantiene. Otras consecuencias pueden ser que la rueda no gire o que se destruya parcialmente al chocar con dicha estructura.


Ante estas graves observaciones, desde la Asociación Cultural “La Carrahila” se ha instado a la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM que, en la mayor brevedad posible, envíe técnicos a la obra de rehabilitación de la Noria Grande de Abarán para que supervisen las graves deficiencias observadas por esta asociación, con el fin de que puedan ser subsanadas antes de que concluya dicha rehabilitación.
Abarán, a 18 de septiembre de 2019.

Asociaciación Cultural "La Carrahila"