sábado, 12 de octubre de 2019

El VIII Juntamiento de "La Carrahila" desvela los secretos geológicos, históricos, geográficos y faunísticos de la Sierra del Oro

Jesús Gómez Montiel, alcalde de Abarán, y Felipe García Carrillo,
concejal de cultura, arropados por los ponentes.
Anoche, 11 de octubre, en la sala Adolfo Suárez del CIMA (Abarán), se celebró la sesión teórica del VIII Juntamiento de "La Carrahila" La Sierra del Oro en el entorno del Valle de Ricote.

La apertura corrió a cargo de Jesús Gómez Montiel, alcalde de Abarán. La mesa estuvo moderada por Felipe García Carrillo, concejal de cultura. Los tres ponentes, José María Gómez Manuel, Joaquín Caballero Soler ("La Carrahila") y Domingo Gómez Gómez (Ulula y Caramucel) desvelaron los secretos geológicos, históricos, geográficos y faunísticos de nuestra Sierra del Oro. Todo un potencial a explotar en el ámbito turístico, cultural, medioambiental o didáctico, que deleitó al público asistente.

Como propuesta de actuación inmediata, para el año 2020, José María Gómez lanzó la idea de señalización de las tres cazoletas prehistóricas de El Mortero y el Barranco del Malojo a través del proyecto "Legado vivo" ("La Carrahila" y Caramucel, naturaleza e historia), recibiendo el visto bueno por parte de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Abarán.

La hora y media que duró esta primera sesión fue complementada el domingo, 13 de octubre, con la ruta interpretada por la Sierra del Oro, que guiaron dichos ponentes.

Desde "La Carrahila" queremos dar las gracias a Felipe García Carrillo, concejal de cultura, por apostar por la celebración de esta edición y por las siguientes que se programarán a través de su concejalía.

Felipe García, concejal de cultura, moderando la mesa del VIII Juntamiento.
Geología, historia, geografía y fauna de la Sierra del Oro fueron los contenidos ofrecidos.
José María Gómez desvelando los secretos de las rocas de la Sierra del Oro.
Joaquín Caballero hablando hizo un recorrido por la geografía histórica de la Sierra del Oro.
Domingo Gómez hablando de la fauna más representativa de la Sierra del Oro.
Participantes y organizadores del VIII Juntamiento de "La Carrahila" al finalizar la sesión teórica.
Participantes en la ruta interpretada por la Sierra del Oro.
Una buena mañana para conocer los secretos de la Sierra del Oro.
Vista de la Umbría del Cuchillo.
Avistamiento de fauna (cabra montés).










miércoles, 9 de octubre de 2019

A día 8 de octubre, sin operarios en la obra durante dos días, la Noria Grande muestra muchas más deficiencias que el día 5 de octubre.

Video de las obra de rehabilitación de la Noria Grande de Abarán a fecha 9 de octubre de 2019.

94.000 euros de dinero público tirados a la basura entre las actuaciones de 2016 y 2019.

Cuatro días después de que los operarios abandonasen la obra de restauración de la Noria Grande de Abarán (viernes, 4 de octubre), la rueda sigue hablando de las muchas deficiencias: no gira a la velocidad adecuada, roza con la estructura de obra que la sustenta, palas rotas, la mitad de cangilones no elevan agua... EXIGIMOS A LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIENES CULTURALES (CARM) que rectifique estas graves deficiencias, tal como expusimos en las tres instancias enviadas por la Asociación Cultural "La Carrahila" a fechas 18, 25 de septiembre y 7 de octubre de 2019. En estas instancias está el remedio para subsanarlas. Una chapuza en toda regla.

Para saber más...
https://lacarrahila.blogspot.com/2019/10/obras-de-rehabilitacion-de-la-noria.html

sábado, 5 de octubre de 2019

Comunicado de prensa. Tres años después, tras advertirlo a la Dirección General de Cultura (CARM), la historia se repite en la rehabilitación de la Noria Grande de Abarán

Video de las obras de rehabilitación de la Noria Grande de Abarán a 5 de octubre de 2019 (Jesús J. López Moreno).
De nuevo, tres años después de la última rehabilitación, la historia se repite. La Noria Grande de Abarán gira, pero muchos de sus cangilones no elevan agua. Además de la gran cantidad de cangilones que no vierten agua, se nota que la rueda roza en algunos puntos con la estructura de obra (ver el roce en algunos de los cangilones recién rehabilitados), de ahí la posible lentitud del giro. No todo se solucionaría con continuar con el calafateado hasta que terminen las obras, ya que la rueda está desalineada, como se aprecia al mirarla de perfil, cosa que ya advertimos con anterioridad.

También será muy importante vigilar que la empresa, de cara a subsanar de forma rápida las importantes deficiencias de sellado en los cangilones, recurra al uso de productos inadecuados para un elemento declarado B.I.C. (como el poliuretano y otros).

Por todo ello, antes de que la empresa entregue la obra, exigimos a la Dirección General de Cultura (CARM) que rectifiquen estas graves deficiencias.

La Dirección General de Cultura tiene dos instancias registradas por la Asociación Cultural "La Carrahila", a fechas 18 y 25 de septiembre, informando que esto iba a ocurrir. Esperemos que actúen, no como ocurrió en 2016.

Desde la Asociación Cultural "La Carrahila", a comienzos de la próxima semana, enviaremos el tercer escrito a la Dirección General de Cultura.

INSTANCIA PRESENTADA A LA DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA (CARM) A FECHA 7 DE OCTUBRE DE 2019

Abarán, 7 de octubre de 2019.

Estimados/as señores/as de la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM:
A través de la presente instancia sobre la obra de restauración de la Noria Grande de Abarán (que se suma a las presentadas los días 18 y 25 de septiembre de 2019), la Asociación Cultural “La Carrahila” quiere realizar las siguientes

EXPOSICIONES

- Las obras en la Noria Grande de Abarán se encuentran en fase de terminación. Así se evidencia en la retirada del andamiaje y redes de protección por los operarios de la empresa.
- El pasado viernes, 4 de octubre de 2019, dichos operarios pusieron la noria en funcionamiento.
- El sábado en la mañana, día 5 de octubre de 2019, nuestro compañero Jesús Joaquín López Moreno grabó el video que adjuntamos sobre el funcionamiento de la Noria Grande de Abarán. En dicho video, de tres minutos, se observa lo siguiente:

A) Sobre el giro de la noria:
- La Noria Grande de Abarán gira. Sin embargo, la rueda hidráulica tarda 3 minutos en completar una vuelta, algo que no se corresponde a la realidad de cuando la noria era funcional.
- La velocidad de giro de la noria es muy lento. Como se aprecia en el video, hay momentos en que parece que se va a detener.
- El giro lento es provocado, no por la falta de corriente en la Acequia Principal de Abarán y Blanca, que, en el momento de grabación, era el óptimo, sino porque la rueda roza con la obra que la sustenta, como se observa en el roce de algunos de los cangilones recién rehabilitados (véase cómo ya se le han quitado la brea).
- Un giro lento en una noria provoca que el agua vertida desde los cangilones no tenga la fuerza suficiente para llegar a caer al canal de recogida del agua elevada y, por lo tanto, ocasiona la pérdida de parte del caudal a recoger en el acueducto.
- El roce es provocado porque, tal como manifestamos en las dos instancias presentadas a la Dirección General de Cultura a fechas 18 y 25 de septiembre de 2019, la rueda hidráulica no está bien alineada, debido a que algunos de sus radios se han debido mover. Esto es apreciable en el roce de los cangilones recién rehabilitados y mirando la noria de perfil.

B) Sobre los cangilones:
- Como se aprecia en el video, que graba la vuelta completa de la rueda hidráulica durante tres minutos, prácticamente la mitad de los cangilones de la corona izquierda no vierten agua al canal de recogida de la noria. Lo mismo pasa con muchos cangilones de la corona derecha. Esto es debido a que los cangilones recién rehabilitados no están correctamente sellados.
- Téngase en cuenta, como manifestamos en las dos citadas instancias, la mala calidad de la madera empleada para los cangilones (madera de pino machihembrada cortada de láminas empleadas para confeccionar suelos de interior). Como también reflejamos con anterioridad, esta madera no es óptima para rehabilitar una noria considerada BIC, además de presentar curvaturas cuando estaba a pie de obra, antes de aplicársele el calafateado o breado.
- Como ha comentado el ingeniero redactor del proyecto, Antonio Sabater Soto, a través del portal de Facebook de la Asociación Cultural “La Carrahila”, la empresa seguirá aplicando un calafateado a los cangilones la próxima semana. Esta medida, además de no sellar con efectividad los cangilones defectuosos recién rehabilitados, mermará, considerablemente, el volumen de los cangilones, con la consecuente pérdida del agua elevada. Además, aumentará el peso de la rueda hidráulica, en perjuicio de su movimiento.
- Como ya ocurrió en la obra de restauración de la Noria Grande de Abarán de 2016, cuando se decidió sellar los cangilones con poliuretano, será muy importante vigilar que la empresa, de cara a subsanar de forma rápida las importantes deficiencias en los cangilones, recurra al uso de productos inadecuados para un elemento declarado B.I.C. (como el poliuretano y otros).
- La Dirección General de Cultura tiene dos instancias registradas por la Asociación Cultural "La Carrahila", a fechas 18 y 25 de septiembre de 2019, informando que estas deficiencias iban a ocurrir. Así se evidencia en el video grabado el 5 de octubre de 2019. Mismas deficiencias que acontecieron en la obra de restauración de la Noria Grande de Abarán del año 2016 (ver video adjunto a la instancia de 25 de septiembre de 2019).

Por todo lo expuesto, la Asociación Cultural “La Carrahila”

SOLICITA

a la Dirección General de Cultura que no firme el Acta de Recepción de la Noria Grande de Abarán hasta que ésta quede en perfecto estado de funcionamiento, obligando a rectificar la pésima madera empleada (madera de pino machihembrada) por otra de mayor calidad, tanto en los cangilones, como en las palas (como ejemplo, pino de oregón), así como que se lleven a cabo labores de alineamiento de la rueda hidráulica (a través de sus radios) para evitar que ésta roce con la obra que la sustenta, impidiendo una óptima velocidad de giro.
Así mismo, se tenga en cuenta el Anexo I de esta instancia, donde se manifiestan las deficiencias observadas y sus causas en la obra de restauración de la Noria Grande de Abarán a fecha 5 de octubre de 2019.
Sin otro particular, reciban un cordial saludo.

José Raúl Gómez Sánchez
Presidente de la Asociación Cultural “La Carrahila”

ANEXO I
Deficiencias observadas y sus causas en la obra de restauración de la Noria Grande de Abarán a fecha 5 de octubre de 2019

Una vez que a la noria la han puesto a girar, ya ha comenzado a hablar, como ya se predijo, y dice que no está bien, que la han dejado tullida. Ella nos cuenta su pasado, cuando todos sus 128 cangilones daban el agua de su interior, vuelta tras vuelta, y ahora sólo da la mitad y mal entregada, a filillos de agua que caen con tristeza al canal. En ese subir y bajar, recuerda ella, tardaba entonces sobre un minuto en dar un giro circular y ahora tarda tres. Con movimiento de cámara lenta, muy despacito, nos dice, en su runruneo, que no han sabido resolver el problema del “cuarto pesado”, que en ese tiempo se queda casi parada, y apunta a que el lastre es mayor que el empuje del agua. Si lentamente gira es gracias a la poca agua que eleva toda vez que va perdiéndola. Esto la hace girar un poco más aliviada, así quitándose peso, e ir venciendo el freno.

¿Dónde está ese magnífico rendimiento, publicado, con un incremento del 25 % que iba a tener ahora la nueva noria frente a lo que tenía antes? ¿No saben que el volumen máximo a elevar es constante, que la velocidad de la rueda está en función directa con el empuje y tiene un valor máximo ofrecido por el caudal de la acequia? No es incrementable ¿Y qué el rendimiento no es alterable en la relación agua y energía disponible, o en saber el máximo par o tuerque útil?

La brea un mal invento, propio de principios de siglo XX, cuyos resultados en la madera han sido nefastos. Con el calafateo o breado conseguirán, entre otros males, llenar las cavidades de los cangilones. No se han parado a conocer la capacidad de sobre carga de agua frente al salto de agua, que el contrapeso del agua no ha sido calculado y, por ello, la noria está desequilibrada. Al final conseguirán mayor lastre y, por resultado, el cuarto pesado aumentará.

Desde un principio hasta el final se ha denotado la inexperiencia a todos los niveles. Craso error cometieron cuando decidieron eliminar casi toda la madera al comienzo de los trabajos, dejando en esqueleto a una rueda, que ya iba débil por su trabajo, muchos meses desnuda y sin protección. La trasmisión que era el problema se resolvió por iniciativas de responsabilidad de expertos externos, frente a lo que en los proyectos técnicos querían hacer.

La noria ha enseñado que no todo vale. Decían los antiguos noriegos que la noria tenía que tener el peso de una pluma y el movimiento de una gacela. Ambas cosas no se han cumplido. La experiencia en norias se gana con muchos años y la oportunidad del novel es instantánea, lo que da lugar a querer aprender por ensayo-error, sin otro pensamiento que pueda afectar a un patrimonio como es la Noria Grande de Abarán, donde se debe velar por un B.I.C., no a su destrucción por ensayo.
Asociación Cultural “La Carrahila"